Su primera habitación

La habitación del bebé

La llegada de un bebé es todo un acontecimiento en una familia y también supone la necesidad de reestructurar la casa para crear su primer dormitorio. Para ello escogeremos una habitación lo más amplia posible, junto a la de matrimonio, teniendo en cuenta que el ambiente en el que el bebé irá crecer debe ser cálido, cómodo y muy seguro.

Aunque no debería ser determinante, lo normal es no empezar a preparar la decoración del cuarto hasta conocer el sexo del bebé. De esta forma, si se quiere, se elegirán los detalles y colores en función de si es niño o niña. No obstante, si vamos a decorar la habitación con ositos u otros animales, lunas, soles…. estos motivos se usan igual para niño que para niña; por lo que da igual el sexo del bebé.

A la hora de decorar la habitación tenemos que pensar en el color que queremos que predomine. Deben de ser cálidos, que favorezcan el descanso del niño, y que combinen bien con otros tonos si queremos conservar algunos elementos conforme crezca el bebé. Se recomienda un color pastel en las paredes, azul, rosa, verde o amarillo pálido y muebles en madera clara o blanco con posibles detalles a juego con el color de las paredes.

Los muebles en una habitación de un recién nacido no deben de ser abundantes, se recomienda la sencillez.Resulta imprescindible la cuna, un armario y el cambiador; el resto del mobiliario irá en función de gustos y necesidades. Con esos tres muebles y alguna repisa para colocar los muñecos, bastará para sus primeros meses de vida. Conforme crezca será cuando haya que añadir mesas, sillas y un rincón de juegos.

Es importante tener una iluminación adecuada en la estancia donde dormirá el niño. Se ha de tener una luz que alumbre lo suficiente pero que no sea excesiva. Se puede colocar una lámpara de techo y una más pequeña, de mesita o media luna colgada. Estas lámparas auxiliares serán muy buenas aliadas a la hora de esta en la habitación de noche mientras el niño duerme.

El resto de la decoración irá un poco según los gustos de cada uno. Es importante tener una buenas cortinas que tapen la entrada de los rayos de sol y lo más recomendando es que hagan juego con la colcha de la cuna. El resto de detalles como alfombras, marcos de fotos y demás si tienen los mismos colores que el mobiliario siempre quedarán más bonitos, no obstante durante los primeros meses lo mejor es no sobrecargar la habitación, puesto que cuantos más elementos decorativos, más polvo se acumulará. Las habitaciones de los bebés deben de ser bonitas pero sencillas.

 

Print Friendly

Relacionados

X