Aires renovados para el dormitorio

Aires renovados para el dormitorio

El dormitorio es uno de los espacios de nuestro hogar en el que más tiempo pasamos y donde más a gusto hemos de estar; es por ello que se convierte en un lugar que debemos decorar acorde con nuestro propio estilo, personalizando y aprovechando cada rincón del que dispongamos e intentando que quede lo más cómodo y habitable posible.

Existen multitud de opciones por las que podemos decantarnos, pudiendo optar por numerosos estilos para hacer del dormitorio un lugar práctico a la vez que muy personal. Estilos como el rústico, el colonial, el clásico o el moderno son alternativas que siempre están muy presentes, aunque también podemos optar por elegir un dormitorio de estilo oriental o minimalista, pudiendo incorporar tanto colores llamativos como sobrios.

Hemos de tener en cuenta que el dormitorio debe incluirse en el todo de nuestra casa, tanto interno como externo; además, también debemos tener presente sus condiciones particulares, ya que dependiendo del espacio del que dispongamos podremos llevar a cabo o no la incorporación de un estilo determinado. Asimismo, detalles como la altura del techo, el color de las paredes o los suelos no son determinantes, pero sí han de tenerse muy en cuenta a la hora de empezar a decorar.

Una buena forma de darle a tu cuarto un aire más renovado es optar por la incorporación de pequeños detalles que consigan darle un toque diferente. Puedes comenzar cambiando las colchas o colocando una manta a los pies de la cama que vaya a juego con el edredón; del mismo modo, puedes poner cojines en la cama, logrando una sensación mucho más agradable, así como espejos en zonas estratégicas, de forma que parezca que el tamaño del dormitorio es mayor.

También puedes añadir complementos a tu mesilla, optando por detalles que consigan hacerla más personal y cambiar las lámparas acorde con el estilo que hayas incorporado. Asimismo, puedes incorporar un cabecero original y con un toque abstracto, que le de un aire más renovado o incluso cambiar las cortinas, consiguiendo definitivamente que tu dormitorio adopte ese estilo que te gustaría.

 

Relacionados