ELEGIR SOFÁ

¿Cómo acertar en la elección de tu sofá?

 

El sofá es uno de los muebles más importantes de la casa, ya que la mayoría de nosotros, cuando terminamos nuestra jornada laboral y/o las labores domésticas, pasamos muchas horas sentados sobre ellos disfrutando de una película en la tele, leyendo un buen libro, o simplemente, echando un pequeño “sueñecito” para reponer energías. Por todo ello, os vamos a dar algunos consejos a tener en cuenta para no equivocaros a la hora de comprar vuestro sofá.

En primer lugar, lo primero que debemos conocer es el espacio disponible en el salón o estancia dónde vayamos a ubicarlo y buscar un sofá que se adapte a las medidas, teniendo en cuenta también el resto de mobiliario y objetos decorativos existentes en la sala.

En segundo lugar, debemos considerar el uso que vamos a darle y quien va a utilizarlo de manera habitual, ya que existen diferentes modelos diseñados en función del tipo de usuario (edad, estilo decorativo,..).

Por otra parte, aunque en la actualidad podemos acceder a una gran oferta de sofás a través de Internet, os recomendamos que una vez tengáis claras vuestras necesidades y obtenido información de diferentes portales web, visitéis una tienda de muebles especializada que cuente con una amplia exposición para poder probar los sofás y así seleccionar cual es el mas cómodo. En nuestra opinión, de nada vale comprar un sofá muy bonito o muy barato, si al final no cumple con su función principal, que es la de aportarnos comodidad y confort para nuestro descanso.

En el argot profesional, cuando probamos un sofá y definimos sus características principales de confort, lo denominamos “sentada”.  Un sofá con “buena sentada” equivale a decir que nos resulta muy cómodo y nos recoge toda la espalda y la cabeza, sin que nos toquen los pies en el suelo. La profundidad estándar del asiento en este tipo de  sofás está entre 65 y 75 cm.

Otro de los elementos a tener en cuenta es la durabilidad del producto, que a su vez viene determinada por la calidad de los materiales utilizados en su fabricación.

Las estructuras de madera pino, haya y metálicas son las mas resistentes aunque estas últimas suelen ser también las más caras. El diseño de las patas también influye en la estabilidad y resistencia del sofá, siendo las de maderas macizas y metálicas las más duraderas.  Las gomas, cinchas de refuerzo, rellenos y sobre todo, los tejidos (telas lisas o estampadas, pieles, polipieles, etc.) con los que esté confeccionado el sofá, determinarán la vida útil del mismo. Es evidente, que a mayores estándares de calidad en los materiales, los precios se irán incrementando, pero podemos afirmar que hoy existe una gran oferta de calidad muy competitiva y al alcance de todos los bolsillos.

Recordar que muchas veces, por querer ahorrarnos unos pocos euros, podemos estar “sufriendo” la incomodidad de un sofá muchos años, o lo que es peor, que este nos dure menos de lo que teníamos previsto, haciendo cara nuestra compra.

Existen distintos tipos de sofás en cuando a su forma y configuración se refieren: sillón relax de uso individual, sofás de 2 y 3 plazas, sofá rinconera y sofá chaiselongue. Este último, que ha alcanzado una gran popularidad en los últimos años, permite que dos o más personas puedan estar acostadas, y que en el caso que tengamos una visita o reunión de amigos, nos pueda hacer la función de sofá rincón y dar capacidad a varias personas. Es una opción muy inteligente para no recargar el espacio y/o separar ambientes en el salón.

Tampoco nos olvidamos de una categoría de producto que se está introduciendo cada vez mas en los hogares españoles por su gran funcionalidad, como son los sofás – cama. Estas piezas nos permiten, al mismo tiempo que tenemos un sofá, disponer de una cama extra siempre a punto para las visitas de última hora. Actualmente han mejorado mucho tanto sus diseños como en los niveles confort, gracias a la incorporación de los colchones de muelles y viscoelástica en los modelos de gama media y media alta. En cuanto a los sistemas de apertura, el sofá cama con “sistema de apertura italiano” es el más vendido,  debido a la facilidad de la apertura de la cama y a la mayor comodidad de su colchón interior.

Por último, recordar que casi todos los sofás pueden incorporar funciones para poder adaptarlos a cada usuario. De este modo, están los asientos extraíbles, que pueden ser tanto manuales como eléctricos, y que en algunos modelos se extrae tanto que casi se puede llegar a montar una cama. También suele combinarse con el asiento extraíble los respaldos reclinables, que favorece adaptar la altura del respaldo al cuello. Existen otras funcionalidades, como son: arcones elevables debajo de los asientos, motores de masaje, sistemas elevadores power lift para personas mayores o con movilidad reducida, etc.

Confiamos en que estos consejos hayan sido de utilidad y te esperamos en cualquiera de nuestras tiendas asociadas o distribuidores exclusivos MOBLERONE…..seguro que podremos ayudarte encontrar el sofá que mejor se adapte a tus necesidades.

Relacionados