comprar-muebles

Comprar muebles: 5 consejos útiles

Hoy os damos 5 consejos la mar de útiles a tener en cuenta cuando vayáis a comprar muebles

Como consumidores, todos los días realizamos en mayor o menor medida un número determinado de compras para dar respuesta a nuestras necesidades, que van desde los productos básicos cuya compra se realiza habitualmente (alimentación, higiene personal, ropa, etc.) a productos y servicios cuya compra es más excepcional y/o espaciada en el tiempo (vehículos, electrodomésticos, muebles, viajes – ocio, etc.).

Por otra parte, y a pesar de que el largo periodo de recesión económica en nuestro país nos ha enseñado a todos a consumir de una forma más racional e inteligente para ajustarnos al presupuesto familiar disponible, indudablemente es mucho más fácil ser un “experto comprador” en productos de compra habitual (dónde todas las semanas podemos chequear – comparar precios y calidades), que en productos no habituales como los muebles para el hogar, en el que los ciclos de compra por renovación son muy largos, limitando nuestra capacidad para determinar la mejor relación calidad – precio de los muebles que necesitamos.

En definitiva, lo que trataremos de aportar en este post, es un pequeño índice de cuestiones clave que debemos plantearnos con carácter previo, para acertar en la compra de nuestros muebles (y saber dónde podemos obtener la información necesaria para ello):

¿Para qué necesito el mueble y quién lo usará?

La primera pregunta que debemos hacernos a la hora de comprar muebles es para qué lo necesitamos (nueva vivienda, renovación por deterioro, estética – decoración, etc.) y quien o quienes lo van a disfrutar (uso familiar, niños, personas mayores, inquilinos, invitados, etc.). Si tenemos claras las respuestas a estas dos preguntas, el resto del proceso para la compra de muebles se simplifica bastante, ya que nos van a determinar, entre otros aspectos, el tipo de diseño del mueble (vanguardista, clásico, funcional, etc.) y el nivel de calidad del mismo (que a su vez condicionará el rango de precios en el que vamos a poder encontrar nuestro mueble).

CH - 12292

En este punto, nuestra recomendación es que a mayor uso o importancia del mismo (ya sea por tratarse de un mueble para una vivienda principal ocupada todo el año o por ser un mueble de uso intensivo diario: sofás, colchones, sillas, sillones, etc.), debemos centrar la búsqueda dentro de las gamas media y medias – altas de líneas funcionales, descartando  opciones muebles baratos, de primer precio y baja calidad.

Otro ejemplo de uso intensivo del mueble, lo tenemos en el mobiliario juvenil, cuyos usuarios pasan en esta estancia de la casa muchas horas de descanso, juegos y estudio. Además, estos “pequeños consumidores”, debido a la gran actividad que generan todos los días, no suelen caracterizarse por hacer un uso “cuidadoso” de los muebles, por lo que debemos apostar por diseños y materiales que aguanten bien el paso del tiempo y sean de fácil mantenimiento y limpieza.

Por el contrario, para segundas residencias, muebles de uso ocasional y/o puramente decorativos, podemos valorar, además de la gama media de muebles, muebles baratos o de primer precio, con calidades más ajustadas e incluso aprovechar ofertas puntuales de tiendas de muebles (saldos, liquidaciones de stock, etc.).

¿De qué presupuesto dispongo para comprar muebles?

Una vez hemos determinado que es lo que necesitamos y quien lo usará, debemos establecer un presupuesto máximo que no trastoque la planificación de la economía familiar.

En este punto, es evidente que a mayor presupuesto existen mayores opciones de equipamiento que se puedan ajustar a nuestros gustos y necesidades. No obstante, en los últimos años, la globalización de los mercados y el mayor nivel de competencia en todos los sectores del equipamiento del hogar han hecho posible que el consumidor medio pueda acceder a una gran variedad de oferta con precios cada vez más competitivos, sin tener renunciar por ello al diseño y la calidad.

En cualquier caso, si el presupuesto que tenemos es reducido, y si el mueble no va a estar sometido a un uso intensivo, debemos apostar por las gamas de muebles de primer precio, muebles baratos, muebles low cost… Actualmente la oferta de este tipo de muebles es amplia y variada, aunque podemos resumirla en dos tipos:

– Mueble convencional (requieren de un montaje profesional) de gama media, media baja con precio reducido: Estos productos se suelen encontrar en las ofertas de los catálogos de tiendas de muebles, en campañas de rebajas, liquidaciones, etc. Normalmente, estos primeros precios no permiten modificar medidas y colores, ya que son artículos únicos que se ponen a la venta con un margen de venta más reducido.

– Muebles KIT: Son muebles fabricados en grandes tiradas y están diseñados para reducir costes (materiales, transporte, postventa, etc.) y que sea el propio cliente el encargado del transporte y montaje de los mismos (aunque la mayoría de establecimientos ofrece la posibilidad de contratar el servicio aparte). Este tipo de muebles cada vez cuenta con más adeptos y tiene todas las garantías necesarias para su uso. Además, los diseños y calidad de los materiales empleados han mejorado mucho en los últimos años, siendo esta actualmente la mejor opción de precio en muebles nuevos con garantía postventa.

Por otra parte, si el presupuesto no nos alcanza para comprar un mueble de mayor calidad, podemos ampliar nuestras opciones recurriendo a la financiación del mismo, ya que actualmente encontramos ofertas de financiación de hasta doce meses sin intereses (o incluso podemos financiar hasta en cinco años con un tipo de interés que no suele superar el 10% según la entidad financiera que lo ofrezca).

 ¿Dónde puedo obtener información?

DJ - 12527En la actualidad, el canal con mayor información de oferta de muebles es Internet, ya que en pocos minutos y sin movernos de casa, podemos acceder a una oferta ilimitada de muebles y complementos, con información detallada de fotografías, vídeos explicativos, precios recomendados, características técnicas, etc.

El acceso a la información en este canal suele ser a través de los buscadores de Internet (introduciendo los parámetros de búsqueda que más nos interesen), o bien visitando directamente los portales de decoración y las páginas web de las principales marcas de muebles para el hogar.

Otra fuente importante de información son los catálogos de oferta que lanzan algunos comercios de forma periódica para captar clientes con sus promociones y renovar sus colecciones de muebles.

Por último, las revistas de decoración que podemos encontrar en los kioscos son también una fuente de inspiración para muchos consumidores, especialmente aquellos que priman lo estético a lo práctico y funcional, aunque existe una oferta muy variada de revistas especializadas que van desde la alta decoración al mueble más comercial.

¿Dónde puedo comprar muebles con garantía?

Las opciones para comprar muebles son ilimitadas, aunque en función del tipo de mueble que vayamos a necesitar, unos canales de venta pueden ser más interesantes que otros.

Tiendas para comprar muebles online: Es un canal que en el sector del equipamiento del hogar no es mayoritario, ya que las características de los muebleshacen que su logística sea complicada de gestionar. No obstante, para realizar pequeñascompras de productos de decoracióncomprar pequeños muebles KITpuede ser una opción a valorar, siempre que el precio sea atractivo y estemos seguros de lo qué nos están vendiendo (cuidado con las fotos engañosas que luego no se corresponden con la realidad).

Comprar muebles en grandes superficies:Es otra de las opciones que tenemos para realizar compras de mobiliario. Su principal atractivo es la variedad de oferta y familias de producto relacionadas con el hogar que tienen a la venta (cocina, electrodomésticos, mobiliario, decoración, menaje de hogar, etc). Por el contrario, los productos no pueden adaptarse en medidas y colores. Además, los servicios de transporte y montaje no suelen estar incluidos.

Comprar muebles en cadenas de tiendas especializadas: Este es el formato con mayor cuota de venta en España. Su éxito radica en disponer de una amplia oferta de muebles con precios muy competitivos (desde productos KIT a mueble de diseño, posibilidad de muebles personalizado en medidas y colores, venta asistida por personal especializado, servicio de transporte, montaje y postventa. Además, los puntos de venta suelen ser de mediana dimensión, estar bien ambientados (decoración, iluminación, cartelería, etc.) y las ubicaciones de dichas tiendas de muebles suelen estar muy cercanas al domicilio del consumidor.

Comprar muebles en el pequeño comercio especializado: El pequeño comercio especializado sigue teniendo una importancia relativa dentro del sector de la distribución de mobiliario, y se caracteriza por su heterogeneidad, ya que en este segmento conviven tiendas especializadas en determinados tipos de mobiliario(cocinas, colchones, sofás, alta decoración, etc.) con pequeñas tiendas que ofrecen todo tipo de productos, aunque este último es un modelo obsoleto y poco competitivo, que sólo se mantiene en pequeñas poblaciones con una oferta limitada.

 

¿Es importante la garantía y postventa del establecimiento?

Este es un apartado muy importante, ya que de nada sirve haber resuelto adecuadamente los puntos anteriores, si el producto que hemos adquirido no cubre el ciclo de vida que tenemos previsto para el, o no cumple con los requisitos mínimos de la ley de garantía.

Esta ley, que se desarrolló para proteger los intereses de los consumidores, nos indica que todos los bienes que adquirimos, en este caso, en un comercio de muebles, están protegidos durante los dos años posteriores a la compra contra la aparición de defectos o de vicios ocultos que pudieran manifestarse antes de finalizado dicho plazo, y siempre que las causas del mismo no se deban a un mal uso por parte del usuario.

La normativa de garantía legal de bienes de consumo afecta por igual a comercios online como a tiendas físicas, por lo que estos deben responsabilizarse de que el producto que venden puede cumplir adecuadamente la función para la que fue diseñado, y en el caso de existiera algún problema que se manifestara con el tiempo, tienen el deber de resolver el problema mediante la reparación, sustitución o incluso, apuradas todas las opciones anteriores, aceptar la devolución del producto (y abonar al cliente el importe del mueble).

Por este motivo, es importante confiar nuestras compras de muebles y complementos para el hogar a establecimientos que sean conocidos (y fácilmente accesibles por si surge cualquier problema), ya sea a nivel local, nacional o internacional, y que cuenten con una larga trayectoria como operadores en el mercado.

En cualquier caso y para finalizar, lo que debe imperar siempre es el sentido común y recordar que como consumidores, debemos ser coherentes y tener muy claro cuáles son nuestras expectativas razonables respecto a lo que estamos comprando.

Relacionados