decoración nórdica

Decoración nórdica: puntos clave

Seguro que has oído hablar de la decoración nórdica cientos de veces pero, ¿conoces qué es exactamente y todas sus posibilidades?

El estilo nórdico es la tendencia decorativa que más se utiliza en los países escandinavos. La búsqueda constante de luz, debido a que es un bien escaso en esas tierras, es su característica principal. El blanco, los grandes ventanales sin vestir, los muebles de líneas puras o los elementos decorativos escogidos con cuidado, marcan esta tendencia tan actual. Es una decoración que lleva funcionando muy bien desde hace décadas en el norte de Europa y que en los últimos años se ha popularizado en gran manera. En las siguientes líneas te damos las claves para conseguir la auténtica decoración nórdica en tu hogar.

Claves de la decoración nórdica

Tanto si vas a decorar desde cero tu hogar, como si quieres darle un nuevo aire, conocer las claves de la decoración nórdica es imprescindible. Estas son las principales:

  • Luz. La luz natural es un bien escaso en los países nórdicos, por lo tanto, se busca darle protagonismo en las diferentes estancias. Espacios luminosos y ventanas sin vestir son aspectos esenciales.
  • Mobiliario. Se apuesta por los muebles de formas sencilla, líneas rectas y curvas suaves. Solo el mobiliario que sea imprescindible, para dar sensación de amplitud. Al no contar con demasiados elementos, los que se emplean deben ser siempre funcionales.
  • Colores. El blanco es el protagonista indiscutible, sobre todo en muebles y paredes. También son una buena opción los tonos neutros. El verde mint, el rosa cuarzo y el gris los puedes utilizar para los elementos decorativos. El negro en pequeñas dosis puede encajar muy bien.
  • Elementos naturales. Decíamos que los muebles blancos son los más adecuados, pero si los combinas con madera clara el éxito está garantizado, abedul o haya son grandes opciones. Utiliza también tejidos naturales, como lino, algodón o lana. Las plantas interiores de grandes hojas verdes darán calidez a un espacio que en principio puede parecer frío.
  • Formas geométricas. Se puede romper la sencillez de la decoración con textiles, en los que las formas geométricas sean las grandes protagonistas. Por ejemplo, en cojines, ropa de cama o alfombras. Incluso utilizando papel pintado, aunque solo en una pared de la estancia para no sobrecargar.
  • Nuevas influencias. En los últimos tiempos el estilo nórdico ha incorporado elementos de otras tendencias decorativas. Mezcla con éxito pinceladas de la decoración industrial o vintage, como el cobre o el latón, pero también del estilo boho y étnico en cojines y alfombras. Debe hacerse con cuidado para no desvirtuar la esencia de la decoración escandinava.

Ahora ya conoces cómo conseguir la auténtica decoración nórdica en tu hogar. En Moblerone podrás encontrar multitud de artículos que te ayudarán a conseguir este estilo en tu vivienda. ¡Vive tu hogar!

Relacionados

0 Comentarios

Dejar un comentario