Decorar el recibidor

Decorar el recibidor

El recibidor es lo primero que se ve al entrar a una casa, es nuestra carta de presentación al visitante y, por ello, fuera de lo que estamos acostumbrados, debemos mimar su decoración.Es importante que la entrada a nuestro hogar de sensación de calidez, que sea un sitio acogedor que invite a entrar en la casa.

El recibidor no sólo ha de ser un lugar bonito que de pie al resto de las habitaciones, ya que tiene diferentes funciones que debemos aprovechar. El recibidor es el lugar ideal para guardar los abrigos o las llaves al llegar a casa, así podemos aprovechar ese espacio; para esto tendremos multitud de muebles como percheros o armarios.

La moda permite ahora disfrutar de relojes que, huyendo de los convencionalismos típicos, enseñan su maquinaria gracias a una envoltura totalmente transparente. El mecanismo que antes se ocultaba, ahora se muestra con orgullo y permite lucir las pequeñas piezas en movimiento del reloj.

La decoración, como en todas las estancias, irá determinada por el espacio del que se dispone; teniendo también en cuenta que muy importante que los elementos decorativos sigan cierta concordancia con el resto de la casa. Si el recibidor es grande, crearemos un conjunto con varios muebles, silloncitos, mesa auxiliar, de tal forma que se cree un ambiente recogido, acogedor. Si, por el contrario, la estancia es pequeña, trataremos de crear sensación de amplitud utilizando colores como el blanco y con una buena iluminación. Utilizaremos pocos muebles para no sobrecargar, y los pegaremos a las paredes para dejar espacio de paso.

En ocasiones nuestras casas no tienen una entrada o recibidor, sino que directamente se accede desde la puerta al salón o comedor. En este caso se recomienda crear un falso vestíbulo que aporte intimidad. Para poder separar ambos espacios lo ideal es colocar un bonito biombo que conjunte con la decoración del salón, o un armario que también sirve para separar y además nos permitirá guardar los abrigos y zapatos.

Por último, en lo que respecta a la elección de colores, hemos de escoger unos que no rompan la armonía de la casa; el color de las paredes del recibidor ha de ser el mismo que el del pasillo o uno de la gama; es decir, un tono más subido o más bajo al de las paredes del pasillo que continúa. Para la iluminación se recomienda colocar focos alójenos y en caso de tener mucho espacio una lámpara decorativa poco recargada.

 

Relacionados

X