El sector de la madera apuesta por la formación como instrumento clave para su modernización

La Confederación Española de Empresarios de la Madera Confemadera) celebró el pasado 25 de junio en la sede de CEOE en Madrid su Asamblea General anual, en la que han participado representantes de las 30 asociaciones territoriales y subsectoriales que engloba. En la Asamblea se aprobó la memoria de actividades 2007 y la memoria económica de la Confederación.
El sector español de la madera y el mueble, con 37.658 empresas y más de 231.500 trabajadores, vive en la actualidad un proceso de profunda transformación. Ante la feroz competencia que ha impuesto la globalización de los mercados y las demandas cambiantes de un consumidor cada vez más exigente, que obligan a permanentes adaptaciones de procesos y productos, la Asamblea de Confemadera ha subrayado la necesidad de continuar apostando por la formación como elemento competitivo.
Tal como quedó de manifiesto, la cualificación de los trabajadores es un instrumento clave para la modernización del sector de la madera, la internacionalización de sus empresas y el fomento de la cultura de la innovación; gracias a él, no sólo se impulsa la excelencia empresarial sino que, además, es posible crear empleo de calidad.
En este sentido, Confemadera ha desarrollado durante los últimos años un amplio programa de actividades de formación dentro de diferentes ámbitos:
Formación continua, fundamental para que los trabajadores puedan actualizar y renovar sus conocimientos, reciclarse y estar preparados ante los cambios que está experimentando el sector
Formación de formadores, para dotar a las enseñanzas de FP de Madera y Mueble de mayores y mejores cotas de calidad y eficiencia
Plan de formación en nuevas tecnologías
Formación de prescriptores
Plan de formación medioambiental, en colaboración con la Fundación Biodiversidad y el Fondo Social Europeo
Formación para la prevención de riesgos laborales

Entre todas las actividades cabe destacar el Contrato Programa bianual 2007-2008 que ha permitido que las organizaciones empresariales, como entidades beneficiarias directas, puedan disponer de un Plan de Formación propio que ejecutar y gestionar.
Asimismo y por tercer año consecutivo, Confemadera ha firmado un convenio de colaboración con el Ministerio de Educación cuyo objetivo prioritario ha sido poner en marcha diversas iniciativas encaminadas al fomento de la vocación en el sector, formación de formadores del sector de la madera y el mueble, y desarrollo de nuevos materiales didácticos que incorporan TC en las aulas.
Según Francesc de Paula Pons, Secretario General de Confemadera, “es imprescindible fomentar el diseño y la innovación en la industria de la madera, y ello pasa ineludiblemente por la formación de sus trabajadores. Por ello, debemos continuar desarrollando programas que potencien la especialización y cualificación de sus profesionales y logren implantar las nuevas tecnologías en las empresas del sector”.
Por su parte Pedro García Moya, Presidente de Confemadera hizo hincapié en que, “la inversión, la innovación y la formación son el principal instrumento de transformación y modernización con el que contamos en nuestro sector para no perder el tren de la competitividad en un mercado tan globalizado como el actual”.
Tras la celebración de la Asamblea General, Confemadera organizó una jornada abierta sobre ‘Estrategia de Formación en el Sector de la Madera’, en la que se analizó la coyuntura económica de esta industria y la formación como estrategia empresarial, entre otros aspectos.
El acto fue clausurado por Miguel Soler, Director General de Formación Profesional del Ministerio de Educación, que afirmó, “la Formación Profesional (FP) necesita mejorar, sobre todo en cuanto a la valoración social que se tiene de la misma, y para conseguirlo debemos implicarnos todos los que creemos en ella. Porque de ese modo –añade Soler- reduciremos el abandono escolar prematuro”. En ese sentido el Director General de FP anunció que se está trabajando para agilizar el proceso de elaboración de cualificaciones profesionales y en mecanismos de incentivos fiscales para completar y compaginar la jornada laboral del trabajador con la formación.
Fuente: Confemadera 26/06/2008

Relacionados