Los Príncipes de Asturias serán los embajadores del mueble de Yecla

Cinco siglos después de la última visita de un miembro de la Casa Real -los Reyes Católicos- los Príncipes de Asturias visitaron el municipio en un encuentro que colmó las expectativas de los miles de vecinos que quisieron verles, y del sector del mueble, al que mostraron su apoyo y disposición a difundir sus virtudes.

La primera de las citas fue en la Feria del Mueble. Con media hora de retraso, debido a la niebla en Madrid, el helicóptero que trasladó a los Príncipes aterrizó en Yecla. Rodeados de grandes medidas de seguridad, la llegada al corazón del mueble yeclano dejó ver a las claras el entusiasmo del público por contemplar en directo al heredero de la Corona y a su esposa, quienes fueron recibidos por el alcalde, Juan Miguel Benedito, el presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, y el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar.

Sin embargo, la primera parada fue con el público, que les recibió al son del cumpleaños feliz, que Don Felipe escuchó en varias ocasiones a lo largo de su estancia en Yecla con motivo de su 41 aniversario.

Dentro de Feria del Mueble, el Centro Tecnológico del Mueble y la Madera les prepararon una pequeña muestra de los prototipos ganadores de varios certámenes de diseño. Posteriormente, en un salón de actos acondicionado para la ocasión, una veintena de industriales del sector, junto con representantes de las principales instituciones del mueble y la madera mantuvieron una reunión de trabajo que se prolongó durante más de una hora. Según varios testigos, los Príncipes y se interesaron especialmente en conocer casos concretos en los que se vieran las consecuencias de la crisis y también las posibles soluciones que plantea el propio sector. En este sentido, se comprometieron a echar una mano al mueble local promocionándolo en sus visitas.

Una multitud de más de 6.000 personas esperaba a los Príncipes en la Plaza Mayor. Cualquier rincón era bueno para contemplar a Don Felipe y Doña Letizia que se repartieron el trabajo de ir saludando al público, con gestos de cariño hacia los más pequeños.

Los Príncipes de Asturias firmaron en el libro de oro de la ciudad. En un salón conjunto, más de 60 personas representado a distintas entidades y asociaciones de la ciudad departieron con los protagonistas de la jornada. «Son personas muy cercanas, interesadas en todo lo que les cuentas», era la expresión que más se pudo escuchar de los asistentes que compartieron típicas tapas yeclanas y un buen vino de la tierra hasta las tres de la tarde.

Fuente: Laverdad.es 31/01/2009

 

 

Relacionados

X