Museo parisino exhibe piezas excepcionales de muebles del siglo XX

La ´edad de oro´ de muebles tapizados del siglo XX llega a París

EFE La galería de los Gobelinos exhibe desde hoy en París piezas excepcionales de muebles tapizados durante la primera mitad del siglo XX, considerada una auténtica “edad de oro” de esta manufactura, y creados originalmente para presidentes y embajadores.

El Mobiliario Nacional francés ha reunido por primera vez una colección de más de 250 piezas originales de este arte decorativo en una exposición que el museo mantendrá hasta el 26 de julio.

La muestra exhibe un valioso conjunto de piezas únicas creadas entre 1908 y 1958, período considerado “la edad de oro” de los muebles tapizados gracias a la estrecha colaboración de tapiceros y ebanistas, y la unión de las manufacturas de Beauvais, Gobelins y la Savonnerie.

Este mobiliario, de valor artístico excepcional, fue creado inicialmente para decorar las residencias presidenciales y las sedes diplomáticas francesas en el mundo.

Sin embargo, en el contexto de prosperidad económica de los “felices años veinte”, las manufacturas ampliaron su mercado al ámbito privado, creando tapices sobre temas más populares, como la caza, el mar o los cuentos de hadas.

Entre los muebles de uso oficial expuestos destaca la veintena de sillones creados en 1933 para el Consejo de Ministros francés, todos ellos con motivos diferentes, cada uno dedicado a una cartera.

El encuentro entre la modernidad y la tradición se revela en algunos muebles con curiosos tapices de aviones, helicópteros o automóviles.

Los paisajes de Francia, sus principales ciudades o los monumentos más emblemáticos de la capital francesa inspiraron igualmente a los grandes artesanos tapiceros de la época.

Además, la exposición también incluye una muestra de bolsos y monederos, incluso zapatos y salvamanteles creados entre 1925 y 1934, cuando la manufactura de tapices de Beauvais experimentó nuevas aplicaciones de sus creaciones.

Tras la Segunda Guerra Mundial este arte decorativo cambió radicalmente, pues a partir de ese momento el mobiliario de las instituciones francesas fue mucho más austero, y las piezas cayeron en desuso.

Ahora, cincuenta años más tarde, volverán a lucir en la galería de los Gobelinos, después de ser restauradas por el Mobiliario Nacional francés.

Fuente: efe.es 05/05/2009

 

Relacionados