Optimismo prudente en el mueble

Fiel reflejo de unos sectores industriales seriamente afectados por la magnitud de la crisis económica, Ideas&Pasión, el certamen que aglutina a las actividades del mueble, la decoración y los textiles para el hogar, inició ayer una nueva edición con no demasiado lustre, si bien los empresarios mostraron un moderado optimismo, principalmente porque hace pocos meses intuían que el evento podía ser desastroso y, al final, pese a las ausencias, va a ser una manifestación «muy digna», como afirmó el secretario general de las patronales españolas Confemadera y Federmueble, Franscesc de Paula Pons. El certamen ha perdido en un año al 22% de sus expositores y el 25% de su superficie, pero Pons, desde un «optimismo no desaforado», confía en que va a generar negocio, porque «las existencias de las empresas han bajado en estos meses y, en consecuencia, es un buen momento para comprar».

En un sentido parecido se pronunció el presidente de la patronal valenciana del mueble y la madera Fevama, Vicente Folgado, para quien, pese a que el «sector está mal», las «expectativas no son malas», principalmente porque está prevista hasta el sábado la llegada de 2.600 visitantes profesionales invitados, de los cuales 1.142 proceden del extranjero, y finalmente se han apuntado 942 empresas, algo que «hace tres meses era impensable».

El miembro del comité ejecutivo de Feria Valencia y presidente del certamen sectorial de la iluminación (expone los años pares en Ideas&Pasión), Antonio Almerich, auguró que este evento no volverá a las magnitudes que tuvo en su época de esplendor, pero destacó como camino de futuro la apuesta por la calidad que se ha hecho en esta edición: No se ha permitido exponer a cincuenta empresas, en su mayoría orientales precisamente por falta de calidad en sus productos. En este sentido, recordó que la feria de Colonia «ya no es nadie» al no haber frenado la presencia de firmas como las citadas. En su opinión, «debemos tener interés para atraer al comprador». Asimismo, precisó que el certamen debe servir para «realizar nuevos contratos y hacer tests de nuevos diseños».

A diferencia de los años en que la crisis no se había cebado en el certamen del hábitat, los pabellones feriales presentaban ayer un aspecto ciertamente menos concurrido, si exceptuamos el acto de la ceremonia de inauguración, donde, dada la presencia del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, no faltó casi ningún dirigente empresarial. También abundaron los políticos. En una intervención dirigida a la prensa en la que, como es habitual, no admitió preguntas, el jefe del Consell afirmó que Ideas&Pasión «se consolida» y añadió que, a pesar de «un momento tan complejo» como el actual, «se ha alcanzado un nivel de expositores excepcional».

 

Fuente: Levante 23/09/2009

 

Relacionados