decorar una casa de campo

Trucos para decorar una casa de campo

Si quieres alejarte del estrés de la ciudad decorar una casa de campo y escaparte allí, por lo menos los fines de semana, te ayudará mucho.

¿Tienes la suerte de disponer ya de una casa de campo y quieres redecorarla un poco? ¿Estás pensando en comprarte una pequeña casita en el monte? Si tienes la suerte de disponer de la comodidad y calidez que proporcionan hoy te enseñaremos algunos trucos para decorarlas, así le aportarás ese toque hogareño que tanto nos gusta.

Las casas de campo se caracterizan por tener un estilo rural, pues aunque sean muy modernas o tengan un estilo minimalista, por ejemplo, lo cierto es que su ubicación y el hecho de disponer de una parcela en la que seguramente habrán plantas y árboles le aportan ese toque natural y rústico.

Decorar una casa de campo implica tener en cuenta algunos puntos como las paredes de las que se dispone, el espacio, el número de habitaciones, la cantidad de ventanas y la entrada de luz, la propia orientación de la casa, etc. Una vez que tengamos claros los elementos de los que disponemos es momento de aprovecharlos.

En primer lugar, y uno de los más importantes al momento de decorar, es considerar las entradas de luz. Si dispones de grandes ventanas ya tienes mucho ganado pues por lo general estas casas suelen ser frías y que entre bastante sol equilibrará la temperatura de la vivienda. Por supuesto de estas entradas de luz dependerá mucho la organización del resto de elemento. Por ejemplo, no es recomendable poner la televisión en una ubicación donde todo el día esté dando el sol, al igual que ocurre con si dispones de un pequeño despacho con ordenador, pues te resultará mucho más difícil ver las pantallas y además de molesto tendrás que fijar más la vista. Si tu casa de campo no es demasiado luminosa opta por lámparas de led de bajo consumo blancas, de hecho, si son regulables en intensidad mucho mejor.

En lo que al suelo se refiere los pisos de madera, tanto en un color roble claro como en un caoba o nogal, le sentarán estupendamente a tu casa de campo. Esto también te ayudará a caldear el ambiente del hogar y a hacerlo más acogedor.

En cuanto a las paredes te recomendamos que uses colores en tonos crudos, blancos o amarillos claros combinados con paredes de ladrillo o piedra viva para fomentar el toque rural.

Por último, están los muebles. De ellos depende, en gran parte, el estilo que lograrás al decorar tu casa de campo. Por supuesto los muebles que empleen maderas combinados con otros elementos como plantas nos aportarán un toque rústico y vintage que en este momento está muy de moda. Nosotros te recomendamos que apuestes por ellos aunque si prefieres algo más minimalista siempre puedes irte a líneas más lisas y limpias, colores más neutros y decorarlo con elementos como piezas en piedra o cristal.

El resto de los elementos como por ejemplo los textiles de hogar dependen de ti. Un consejo: los blancos combinados con colores naturales nunca fallan. ¡Vive tu hogar!

Relacionados