Una ISO desarrollada por AIDIMA reduce un 60 % el coste que genera el intercambio de datos entre el sector del mueble

Las empresas del sector del mueble pueden ahorrarse hasta un 60 por ciento del coste que supone el intercambio de datos electrónicos entre proveedores, fabricantes, y distribuidor final, según el avance de los resultados del proyecto de investigación INNOVAFUN, que lidera el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA. Investigadores de 7 países europeos celebran un encuentro internacional en la sede del Instituto Tecnológico, que concluye hoy.

La norma permite integrar las distintas aplicaciones informáticas o programas que ordinariamente usa el sector del mueble bajo un “paraguas” universal que posibilita el intercambio de datos para la lectura, modificación y el formateo de los documentos.

La organización ISO (International Standar Organization) ha elevado al estatus de internacional esta norma, conocida comúnmente como FunStep, que puede revolucionar la gestión de la información de los catálogos electrónicos, productos y servicios de las empresas del mueble

El Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, acoge el encuentro internacional del proyecto europeo INNOVAFUN, cuyo objetivo es proveer de soluciones que faciliten a la cadena de valor del sector europeo del mueble (proveedores, fabricantes y distribuidores) el intercambio universal de datos, señalan fuentes del Centro Tecnológico.

Se trata -según las conclusiones del proyecto que se presentarán en Bruselas el próximo mes de noviembre-, de poder trabajar con todos los documentos que generan los distintos programas informáticos para diseño, gestión de pedidos, catálogos electrónicos, tarifas técnicas, y transacciones electrónicas, entre otros. Los usos y aplicaciones de la norma están destinadas a la gestión, y productos y servicios entre las empresas del sector, y que beneficia también al consumidor al poder visualizar todos los modelos y sus posibilidades en su elección de compra de mobiliario y hacer una composición de su hábitat, indican las mismas fuentes.

La Directora del Departamento de Tecnologías de la Información de AIDIMA, Maria José Núñez, afirma que “la incorporación de la norma por parte de los desarrolladores de software a los programas está permitiendo ya una reducción de los costes derivados de las relaciones de negocio del 60 por ciento”, al mejorar la velocidad en el tránsito de la información y evitar numerosos errores que se generan en el intercambio de datos electrónicos, precisa.

El proyecto, subvencionado por la Comisión Europea a través de la D.G. Enterprise, -y en la que participa también la Fundación Comunidad Valenciana – Región Europea (FCVRE) con sede en Bruselas-, integra a centros tecnológicos, asociaciones empresariales, universidades, y otras entidades sectoriales de Bélgica, Italia, Portugal, Francia, Inglaterra, Suecia y España, cuyos representantes destacan que tienen una importante labor para que las empresas de software incorporen la norma a sus programas.

AIDIMA es el único centro español especializado en el sector del mueble que ha desarrollado una norma ISO, la 10003-236, que ha alcanzado el estatus de “internacional” después de 10 años de desarrollo. El Instituto Tecnológico ha liderado esta parte de la norma (236) junto a sectores como la automoción, la industria aeronáutica, y militar. La incorporación de estos actores demuestra, según subraya Nuñez, la importancia de poder trabajar con estos estándares que permiten un entendimiento total de la información que manejan las empresas y entidades que integran el sistema de valor de estas industrias.

Un ejemplo de la incorporación de este tipo de herramientas al sector es la aplicación CATe, desarrollada por AIDIMA, que permite generar catálogos en formato digital incorporando tanto información de producto, como variantes, referencias, y dimensiones, entre otros factores, e información adicional presente en la práctica totalidad de los catálogos de la industria del mueble, como telas, acabados y materiales. Además de gestionar el catálogo de producto de las empresas del sector, CATe es capaz de realizar revestimientos virtuales de los modelos con la multiplicidad de texturas y acabados posibles.

Fuente: Infurma 07/10/2008

 

Relacionados